Lindas-chicas1.jpg Bajabbb

Niño indonesio fuma dos cajas de cigarros

"No estoy preocupado por su salud, se ve saludable", asegura el padre del joven Mohammad Rizal que no ve nada de malo en que su bebé fume.

A pesar de eso, reconoce que el niño "es un adicto", que "grita y le dan pataletas cuando no lo dejan fumar". Este caso no es aislado. Un 25 % de los niños indonesios de entre tres y 15 años han probado los cigarrillos y un 3,2 % son los fumadores activos.

Las organizaciones de defensa de los derechos de los niños en Indonesia han comenzado a debatir abiertamente sobre los daños para la salud que provoca el humo, en un país donde un tercio de la población es adicta al tabaco y los cigarrillos sueltos se pueden comprar por unos pocos centavos.

Seto Mulyadi, presidente de la comisión de Indonesia para la protección de la infancia, culpa de esta realidad al aumento de la publicidad agresiva y a los padres fumadores.

Piden la promulgación de "una ley para proteger a los niños y evitar que se conviertan en fumadores pasivos".

En Indonesia existe un proyecto de ley sobre el control del tabaco, pero se ha estancado por culpa de las presiones que la Industria tabacalera ejerce sobre el Gobierno.

De aprobarse se prohibiría la publicidad de cigarrillos y el patrocinio, se implantaría la prohibición de fumar en lugares públicos. Además podrían incluirse imágenes gráficas en los paquetes de cigarrillos, como ya ocurre en Europa.

El ministro de Salud Endang Sedyaningsih reconoció que convencer a los jóvenes de que fumar es dañino será difícil, porque en Indonesia se percibe como algo positivo y las compañías de cigarrillos son grandes patrocinadoras de becas de estudios, eventos deportivos y campañas de todo tipo.















free counters

Correo electrónico
Contraseña

Pie de la página web
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one